Que alegría me lleve cuando llegue a casa y me encontre a dos de mis hijas enrollándose con una...