Hay veces que uno prefiere pajearse, viendo como su mujer se toca para él. Si no vean este vídeo...