Esta preciosa no sabia la que se le venia encima al aceptar el dinero que le ofrecieron estos maduros por follársela,la pobre aguanta las duras embestidas anales que le da uno,pero cuando se une el otro casi llora