Esta jovencita cuida de su abuelo, ya que no puede caminar muy bien y lo tiene que bañar, mientras lo bañaba, a su abuelo se le puso la polla dura como nunca antes, la jovencita al verla tan dura empezara a pasar la esponja por ella y una vez bien limpia empezara a chuparsela para que después se la folle