En el hotel donde me hospedaba con mi mujer, cada noche que íbamos a las discoteca del hotel, siempre veíamos a una gordita que nada mas me hacia mirar, pero hoy estaba un poco pasada de copas y en un despiste de mi mujer, ella se me acerco y me dijo que si quera follarmela que no me arrepentiría que es muy guarra en la cama y me dejo su nuemero de habitación, cuando vino mi mujer, le dije que me iba a dormir que si se quería que dar ellas se quedase, la gordita al verme salir solo me persiguió y nos fuimos a su habitación y es verdad es muy guarra en la cama

La gordita no tuvo piedad con mi polla y casi me la destroza follando was last modified: septiembre 17th, 2014 by admin